Relatos Eróticos Nokomi

"El erotismo, ese triunfo del sueño sobre la naturaleza, es el refugio del espíritu de la poesía, porque niega lo imposible".
Emmanuelle Arsan.


Entrada destacada

Venus a la Deriva [Lucrecia] - 01. La Caja de Pandora

Importante: Esta es una reedición de mi serie de relatos titulada “Me niego a ser Lesbiana”. En esta nueva versión encontrarán una narrati...

martes, 16 de abril de 2019

La MILF más Deseada [07].

      1. Capítulo 7.

      2. -1-



Diana estaba acostada en su cama, mirando el cielo raso, con la esperanza de que ésto le ayudase a dejar la mente en blanco. Pero era imposible. Las imágenes y el recuerdo de las sensaciones la invadían constantemente. Aún no podía creer que hubiera tenido el pene de su propio hijo dentro de la boca. Eso era algo que ninguna madre debía hacer. ¿Qué pasaría dentro de muchos años, cuando Julián ya estuviera casado y con familia propia? Ya se podía imaginar a ella misma diciéndole “Espero que tengas una familia normal, y no hagas como yo. ¿Te acordás de la vez que me metiste la pija en la boca? ¿O de cómo me tocaste la concha? Ah, por supuesto, no te olvides de las veces que me llenaste de leche”. Aunque, sin duda, para Diana era mucho peor el haber tenido el pene dentro de la boca, a lo del semen lo veía como algo muy sexual; pero más indirecto. En cambio la sensación que le produjo sentir la dura verga de su hijo entrando en su boca, eso ya era mucho más directo. La dejaba aún más intranquila.

martes, 9 de abril de 2019

La MILF más Deseada [06].

    1. Capítulo 6.

      1. -1-




El negocio de vender fotos de carácter pornográfico estaba dando buenos resultados, sin embargo Julián recibió un mensaje de la empresa alemana que lo puso en estado de alerta. Ocurrió lo que él sabía que pasaría en cualquier momento. Pero vio ésto más como una oportunidad que como un obstáculo. Apenas terminó de leerlo, fue a buscar a su madre para comentarle el asunto.

jueves, 4 de abril de 2019

La MILF más Deseada [05].

Capítulo 5.



—1—



Pasaron dos días desde que Julián entró al dormitorio de su madre sin previo aviso. Luego de ver la reacción de Diana, creyó que el enojo le duraría semanas, y que ni siquiera le dirigiría la palabra; sin embargo se le acercó mientras él miraba una serie.