Relatos Eróticos Nokomi

"El erotismo, ese triunfo del sueño sobre la naturaleza, es el refugio del espíritu de la poesía, porque niega lo imposible".
Emmanuelle Arsan.


Entrada destacada

Chat en Discord

Chat en Discord. Abrí un servidor Chat en Discord . Se creó un grupo bastante activo y heterogéneo que está funcionando muy bien.  Se...

domingo, 13 de octubre de 2019

domingo, 15 de septiembre de 2019

La MILF más Deseada [12].



Capítulo 12.



—1—




Pasaron tres días desde que Julián y Diana grabaron el video de sexo oral. Ya había sido enviado a la empresa alemana, y el resto del pago no tardaría en llegar. El chico le comentó a su madre que la empresa había quedado más que conforme por la calidad del video, y no les molestó para nada que hubiera durado menos minutos de lo establecido.

domingo, 8 de septiembre de 2019

El Fruto del Incesto (Malditas Uvas) [05].

Capítulo 05.

Interrogación.


Caminé desnuda hasta la botella de vino, me serví otro poco en una copa, y me lo bebí casi de un sorbo. Quería tener la garganta clara para hablar con el pibe que se cogía a mi hija. Si él pensaba meter el pito entre las piernas de mi nena, debería pagar peaje… y yo sería la cobradora.

sábado, 31 de agosto de 2019

El Fruto del Incesto (Malditas Uvas) [04].

Capítulo 04.

Interrupción.



No cabía duda, inesperadamente mi hija había vuelto a casa. Esto era poco usual. Cuando ella salía a bailar, tenía la costumbre de no regresar hasta la mañana siguiente. Giré la cabeza para mirar a mi hijo, que estaba parado detrás de mí, metiéndome los dedos en la concha. Como si esto fuera poco, estaba desnudo de la cintura para abajo, y tenía la verga totalmente dura. A esto había que sumarle mi propia desnudez. Para quien no supiera cómo llegamos a esta situación, la escena sería muy difícil de explicar.

sábado, 24 de agosto de 2019

El Fruto del Incesto (Malditas Uvas) [03].

El Fruto del Incesto
(Malditas Uvas).

Capítulo 03.



Afición. 




Me encontraba desnuda, sentada al borde de la cama, frente a mi hijo, sosteniendo su gran pene entre mis manos. Esta situación podría malinterpretarse si alguien entrara en mi habitación en ese preciso momento; pero la verdad era que sólo nos estábamos ayudando mutuamente. Mi hijo se vio obligado a auxiliarme cuando yo, por idiota, metí uvas dentro de mi vagina; de las cuáles apenas habíamos conseguido sacar una. Él tenía dudas sobre la simetría de sus testículos, yo solamente intentaba ayudarlo con ese asunto.

sábado, 17 de agosto de 2019

El Fruto del Incesto (Malditas Uvas) [02].

Capítulo 02.

Desesperación.









Golpeé la puerta del dormitorio de mi hija Luisa. Ella no respondió. Estaba desesperada, no podía quitar las uvas que yo misma, como una estúpida e inmadura, había introducido en mi vagina. Intenté abrir la puerta, pero estaba cerrada con llave; mi impaciencia se transformó en furia.

domingo, 11 de agosto de 2019

El Fruto del Incesto (Malditas Uvas) [01].

Nota: Empecé a publicar este relato en Febrero de 2015. No llegué a completarlo por distintas cuestiones personales. Ahora estamos en Agosto de 2019 y me propuse a narrar el final de la serie, pero me di cuenta de que el relato necesitaba muchas correcciones. Por eso decidí realizar esta reedición. Ahora la serie, además de contar con un final, tendrá una narrativa más prolija y algunos pequeños detalles adicionales.

Publicaré un capítulo por semana, hasta su finalización.

Espero que la disfruten.


Capítulo 01.

Introducción.


miércoles, 31 de julio de 2019

Chat en Discord


Chat en Discord.


Abrí un servidor Chat en Discord. Se creó un grupo bastante activo y heterogéneo que está funcionando muy bien. 

Se habla de diversos temas, no sólo de relatos eróticos. Siempre intentando mantener la buena onda y el respeto hacia los demás. 

Hay reglas de comportamiento a seguir (que deben leer al ingresar), pero mientras las respeten no tendrán ningún problema.

Si alguien desea participar, sólo necesitan una cuenta en Discord (con el e-mail verificado), y hacer click en el link que les dejo a continuación:


NOKOMILAND:

https://discord.gg/ZUFM6En




A su vez creé un segundo servidor en Discord. Está íntegramente dedicado a chatear sobre Comics de distintas editoriales, como ser DC Comics, Marvel, Image, Dark Horse, Vertigo, comics independientes y otras más.También hay una amplia sección para hablar sobre Manga.
Aquí pueden entrar aquellos que ya sean aficionados al tema, o bien quienes estén interesados en saber más. 
Los más veteranos en el tema encontrarán un sitio en el debatir sobre comics con otras personas que lleven años leyéndolos.
Los que sean principiantes recibirán consejos y guías ya sea para adentrarse en el mundo de los comics en general, para leer una editorial, o bien para un personaje en concreto.
Si desean entrar, hagan click en el link que les dejo a continuación:


COMIC ZONE:

https://discord.gg/Wc3MhVG

lunes, 22 de julio de 2019

La MILF más Deseada [11].

Capítulo 11.



—1—




Desde la última sesión de fotos con Lautaro, a Julián le costó armarse de valor para seguir adelante con el proyecto. Tuvo que abandonar las absurdas fantasías de tener “jueguitos íntimos” con su madre, y centrarse en la verdadera razón por la que habían puesto en marcha este emprendimiento: el dinero.

sábado, 20 de julio de 2019

Venus a la Deriva [Lucrecia] 26 - Swingers.


Capítulo 26


Swingers.


Lunes, 26 de Junio.

―1―




Era la primera vez que visitaba Afrodita acompañada de Lara, y la primera vez que ella entraba a una discoteca gay. Sin embargo las dos nos sentíamos de maravilla, como si ese lugar hubiera sido hecho para nosotras. En ningún momento la noté avergonzada o con miedo, al contrario. Si tenía la oportunidad de bailar un par de minutos con alguna chica linda, lo hacía. Por supuesto, nunca se olvidó de mí. Todo el tiempo me demostró que yo era el centro de su atención. Allí podíamos besarnos a cada rato, sin ocultar nuestra relación.

jueves, 4 de julio de 2019

Venus a la Deriva [Lucrecia] 25 - Tiempo Perdido.

Capítulo 25.



Tiempo Perdido.



Domingo, 25 de Junio.


―1―




Aún no había terminado el fin de semana, y yo quería recuperar parte del tiempo perdido con mi novia, le dije que la llevaría al mejor sitio de la ciudad: Afrodita. Ella sólo conocía la discoteca por su nombre, nunca se imaginó que alguna vez entraría.

domingo, 30 de junio de 2019

Venus a la Deriva [Lucrecia] 24 - Voto de Castidad.

Capítulo 24.



Voto de Castidad.



Sábado 24 de Junio, de 2014.



Las palabras de la monja aún hacían eco en mi cabeza. Me acababa de pedir que me quitara la ropa y mi reacción hasta ahora había sido quedarme muda, mirándola como si ella fuera un ser de otro planeta.

viernes, 28 de junio de 2019

Libres en la Oscuridad [05] - FINAL.

5. Cómplices en las Sombras.




“It’s always best when light is off
I am the pick in the ice
Do not cry out or hit the alarm
You know we’re friends till we die”.

“Siempre es mejor cuando las luces se apagan
Soy el martillo en el hielo
No llores ni enciendas la alarma
Sabes que somos amigos hasta la muerte”.

Climbing Up the Walls - Radiohead.



La oscuridad se había desvanecido, y ya no los protegía.

Marina se apartó inmediatamente, no por vergüenza, sino porque vio algo que la dejó atónita. Para Sara fue el momento más impactante de su vida. Al mirar hacia el costado se encontró con su novio, Lionel, que estaba en cuatro patas, recibiendo la gran pija de Jorge en el culo. Pero ésto no era lo peor, aquel hombre que la estaba penetrando analmente, obviamente no era Lionel. Se trataba de su propio hermano: Javier. Ella dio un salto y se apartó, atemorizada. Se puso de pie en la cama y miró a los demás como si fueran fantasmas que emergieron de las tinieblas. Su cerebro había colapsado, no podía pensar con claridad, ni siquiera huír le parecía una buena alternativa. Todos estaban duros como estatuas, su hermano la miró tan sorprendido como lo estaba ella, y se dio cuenta de que él tampoco sabía a quién estaba penetrando. Probablemente había creído que se trataba de Marina. No lo podía culpar por el error, más cuando ella había cometido el mismo. Que a su novio le estuvieran dando por el orto no le disgustó, incluso lo encontró extrañamente excitante. Lionel era un chico muy lindo, que siempre había tenido algunas actitudes un tanto femeninas (y ella lo sabía muy bien); por eso pensó que hacía una buena pareja con Jorge, que parecía más varonil, y tenía una pija bien grande para darle placer. 

sábado, 22 de junio de 2019

La MILF más Deseada [10].

Capítulo 10.



—1—



Diana aguardó, sentada en silencio en el sofá. Pudo escuchar la puerta abrirse y la voz de su hijo, conversando con un hombre a lo lejos. Ésto puso tensa a la rubia, porque el modelo ya era una persona real, no alguien hipotético; y ya estaba en su casa. Ella debería posar en actitudes absolutamente eróticas junto a un hombre que no conocía, mientras su propio hijo les tomaba fotos. El corazón se le fue acelerando a medida que las voces se acercaban al living. La idea de tener un momento de clara índole sexual con un desconocido le traía recuerdos muy excitantes, sobre las veces que estuvo en situaciones similares. Pero ya no tenía tiempo para fantasear, el hombre había llegado.

jueves, 13 de junio de 2019

Venus a la Deriva [Lucrecia] 23 - La Monja Rebelde.

Capítulo 23.



La Monja Rebelde.



Jueves 25 de junio, de 2014.


―1―




Anabella me miró atónita, desde el umbral de la puerta. Como no reaccionó tuve que levantar el teléfono celular que cayó de sus manos.

―¿Puedo pasar? ―Le pregunté por segunda vez―. Nadie me vio llegar, así que no van a saber que estoy acá. ―Me miró boquiabierta, como si yo fuera la representación en carne y hueso de Lucifer―. Dale, Anabella. Mientras más demores, más nos arriesgamos a que nos vean juntas.

―Sí, perdón. Pasá. ―Se hizo a un lado.

miércoles, 12 de junio de 2019

Venus a la Deriva [Lucrecia] 22 - Vendetta.

Capítulo 22.



Vendetta.


Jueves 22 de junio, de 2014.


―1―




El jueves me levanté muy feliz, porque había vuelto a ser la novia de Lara. Además sabía que mi madre no se interpondría en nuestra relación, gracias al chantaje al que la estaba sometiendo mi novia.

Además este jueves tenía algo de particular, era el día en que Lara y yo pondríamos punto final a otro pequeño gran problema.

El plan fue trazado por Lara, pero debía ser yo quien lo ejecutara. Estaba dispuesta a hacer ese sacrificio, por un bien mayor.

lunes, 10 de junio de 2019

Venus a la Deriva [Lucrecia] 21 - La Pequeña Guerrera.

Capítulo 21.



La Pequeña Guerrera.



Miércoles 25 de Junio, de 2014.


―1―




Mis furiosos ojos se clavaron en los de Lara, no podía creer que estuviera en mi casa. Lo peor de todo era que me había arruinado la coartada. ¿Cómo haría ahora para convencer a mi madre de que no pasé la noche de parranda con mis amigas? Pensé rápido, y tuve una súbita idea, que en un principio me pareció brillante. Le había dicho a mi madre que iría a la casa de una Lara, pero nunca aclaré a cuál de las dos Lara me refería. Adela, mi mamá, me miraba con una ira volcánica.

sábado, 8 de junio de 2019

La MILF más Deseada [09].

    1. Capítulo 9.

      1. -1-


Julián estaba sentado frente al televisor del living, mirando aquella serie humorística que quiso ver el día en que a su madre le negaron el préstamo en el banco. En esta ocasión pudo disfrutarla mucho más, ya que sus problemas económicos habían sido resueltos. La empresa alemana que lo había contratado a él como fotógrafo y a su madre como modelo, pagaba muy bien y siempre lo hacía dentro de la fecha acordada.

lunes, 20 de mayo de 2019

Venus a la Deriva [Lucrecia] 20 - Femme Fatale.

Capítulo 20.



Femme Fatale.



Martes 24 de Junio.


―1―




Apreveché a organizar con tiempo la salida para el martes. Aún no sabía quién de mis amigas me acompañaría; pero no me importaba, siempre y cuando pudiera conseguir gente para salir a divertirme un rato. Especialmente para poder olvidarme de Anabella y Lara.

miércoles, 15 de mayo de 2019

Venus a la Deriva [Lucrecia] 19 - Karma Police.

Capítulo 19.



Karma Police.



Miércoles 18 de Junio, de 2014.


―1―





Me tomé muy en serio el asunto con Edith. Me había acostado con ella, y tenía la amarga sensación de que la había forzado un poco. Aunque tal vez “forzar” sea una palabra muy dura. Tal vez lo más apropiado sea decir que convencí a Edith con trucos poco éticos. Eso me tenía mal. Quería resolver esto lo antes posible.

miércoles, 8 de mayo de 2019

La MILF más Deseada [08].

  1. Capítulo 8.
-1-


El día anterior Julián se había ido a dormir pensando en las anécdotas sexuales que su madre le contó; pero lo mejor de todo fue rememorar la sensación de tener su verga dentro de la boca de su mamá. Había sido un mero ensayo, y ella se había atrevido a más después de contarle sobre sus experiencias sexuales; por lo que al otro día se despertó recordando la promesa que ella le había hecho: le contaría más.

viernes, 3 de mayo de 2019

Venus a la Deriva [Lucrecia] 18 - Reconstrucción Extrema.

Capítulo 18.



Reconstrucción Extrema.



Martes 17 de Junio, de 2014.



En el transcurso de los últimos días, mi nueva amiga Edith vino a visitarme cuatro veces. Aunque en todas las ocasiones tuve que ser yo quien la invitara, porque ella todavía no se animaba a preguntarme si podía venir.

martes, 16 de abril de 2019

La MILF más Deseada [07].

      1. Capítulo 7.

      2. -1-



Diana estaba acostada en su cama, mirando el cielo raso, con la esperanza de que ésto le ayudase a dejar la mente en blanco. Pero era imposible. Las imágenes y el recuerdo de las sensaciones la invadían constantemente. Aún no podía creer que hubiera tenido el pene de su propio hijo dentro de la boca. Eso era algo que ninguna madre debía hacer. ¿Qué pasaría dentro de muchos años, cuando Julián ya estuviera casado y con familia propia? Ya se podía imaginar a ella misma diciéndole “Espero que tengas una familia normal, y no hagas como yo. ¿Te acordás de la vez que me metiste la pija en la boca? ¿O de cómo me tocaste la concha? Ah, por supuesto, no te olvides de las veces que me llenaste de leche”. Aunque, sin duda, para Diana era mucho peor el haber tenido el pene dentro de la boca, a lo del semen lo veía como algo muy sexual; pero más indirecto. En cambio la sensación que le produjo sentir la dura verga de su hijo entrando en su boca, eso ya era mucho más directo. La dejaba aún más intranquila.

martes, 9 de abril de 2019

La MILF más Deseada [06].

    1. Capítulo 6.

      1. -1-




El negocio de vender fotos de carácter pornográfico estaba dando buenos resultados, sin embargo Julián recibió un mensaje de la empresa alemana que lo puso en estado de alerta. Ocurrió lo que él sabía que pasaría en cualquier momento. Pero vio ésto más como una oportunidad que como un obstáculo. Apenas terminó de leerlo, fue a buscar a su madre para comentarle el asunto.

jueves, 4 de abril de 2019

La MILF más Deseada [05].

Capítulo 5.



—1—



Pasaron dos días desde que Julián entró al dormitorio de su madre sin previo aviso. Luego de ver la reacción de Diana, creyó que el enojo le duraría semanas, y que ni siquiera le dirigiría la palabra; sin embargo se le acercó mientras él miraba una serie.

domingo, 31 de marzo de 2019

Venus a la Deriva [Lucrecia] 17 - Acechadora.

Capítulo 17.



Acechadora.



Lunes 9 de Junio de 2014.

―1―

Lo que hice con Sergio durante la tarde del domingo me ayudó a aplacar los nervios ante mi futura reunión con Samantha. Aún me costaba creer que yo, la Lucrecia que apenas salía de su casa, me hubiera vuelto sexualmente tan activa; y allí estaba, preparándome para perseguir una nueva presa.

jueves, 28 de marzo de 2019

Venus a la Deriva [Lucrecia] 16 - Cita para Dos.

Cita Para Dos.


Domingo 8 de Junio de 2014.

― 1 ―

Desde que el domingo comenzó, me sentí apenada al recordar mis encuentros con Anabella, los cuales solían tener lugar en el primer día de la semana. Me agobiaba saber que ya no podría visitarla, ni siquiera llamarla para preguntarle cómo estaba. Esta mujer se había ganado un lugar especial en mi corazón en poco tiempo y de pronto tenía que hacer de cuenta que había dejado de existir. Me había borrado de su vida en tan sólo unos minutos, pero yo no podía borrar a alguien como ella tan fácilmente. Tenía ganas de quedarme en cama durante todo el día esperando a que el domingo terminara de una vez, pero sabía que eso no me ayudaría en nada, de hecho sólo empeoraría las cosas.

miércoles, 27 de marzo de 2019

La MILF más Deseada [04].

Capítulo 4.


Los dedos de Diana exploraron su vagina con soltura, y por su mente desfiló la imagen de la erecta verga de su hijo; quiso apartarla, pero cada vez que ésta aparecía, la invadía una intensa ola de placer. Se miró al espejo. Llevaba puesto el provocativo traje de mucama que la empresa alemana le había mandado, le agradó lo que vio; era un espectáculo de alto nivel erótico. Decidió que ya estaba lo suficientemente caliente como para exhibirse otra vez frente a la cámara, salió del cuarto, con su concha bien empapada.

lunes, 25 de marzo de 2019

Terapia Sexual Intensiva (08).

Mi querido Charly, hoy escribo en tus páginas para contarte que me siento muy mal conmigo misma. Inmediatamente después de lo que pasó con mi hermana me sentí de maravilla y vine corriendo a narrarte todo; sin embargo después se me pasó la calentura, dejando lugar a la culpa. Fue muy feo ir a trabajar en ese estado, no podía concentrarme e incluso hubo clientes que se quejaron de mí; no me extrañaría volver a ocupar el último puesto en ventas, deberé afrontar esa vergüenza una vez más… y una larga charla sobre marketing con mi jefe; eso si es que no me echan a la mierda.

sábado, 23 de marzo de 2019

La MILF más Deseada [03].

Capítulo 3.



-1-


Debido a que ya no tenía un trabajo con un horario fijo a respetar, Diana se levantó alrededor de las diez y media de la mañana; sintió una gran satisfacción ya que hacía mucho tiempo que no dormía hasta la hora que quería.

viernes, 22 de marzo de 2019

Venus a la Deriva [Lucrecia] 15 - Amante de Turno.

Amante de Turno.

Sábado 7 de Junio, 2014.

-1-

Llegué a la casa de Tatiana en pocos minutos, ya que no había demasiado tráfico en las avenidas. Era la primera vez que la visitaba, y al llegar tuve una extraña sensación que no logro expresar con palabras, la casa de mi nueva amiga era humilde y necesitaba, con suma urgencia, refacciones.

jueves, 21 de marzo de 2019

Venus a la Deriva [Lucrecia] 14 - Los que aman, traicionan.

Los que Aman, Traicionan.

Jueves 29 de Mayo, 2014.

-1-

Pasaron algunos días y me mantuve cerca de Lara todo lo que pude. Hicimos el amor tantas veces como pudimos, ya sea en mi casa o en la suya. Eso fue un alivio para mí, confirmé que estaba enamorada de ella y ya ni siquiera pensaba en Anabella, al menos no tanto como antes. También me alegraba que mi la relación con Lara marchara tan bien.

lunes, 18 de marzo de 2019

La MILF más Deseada [02]


Capítulo 2.

-1-

Diana se alegró mucho cuando su hijo llegó con la noticia de que habían recibido el pago por el segundo pack de fotografías enviadas a la web alemana. Ese mismo día les llegó un paquete con el tercer conjunto de ropa interior que ella debía vestir. En esta ocasión fue rojo y, por el empaque, parecía ser de una marca diferente a los dos anteriores. Diana no se sorprendió al comprobar que el talle no había variado.

domingo, 17 de marzo de 2019

Venus a la Deriva [Lucrecia] 13 - La Mujer bajo la Sotana.

Capítulo 13.

La mujer bajo la Sotana.


Domingo 24 de Mayo, 2014.

-1-

A pesar de estar disfrutando a pleno de nuestra relación, Lara y yo no descuidábamos nuestro rendimiento académico. Era una de las metas que nos habíamos puesto, podíamos ser pareja, pero debíamos seguir manteniendo buenas calificaciones en la universidad. Si bien los exámenes parciales comenzaban en junio, como responsables que éramos, comenzamos a estudiar a mediados de mayo. También nos propusimos no distraernos con el sexo mientras estudiábamos; pero esto último fue difícil de cumplir. En más de una ocasión, terminamos desnudas en la cama, chupándonos las almejitas; por eso decidimos estudiar en la biblioteca, allí no podíamos tener relaciones sexuales… siempre y cuando nos quedáramos dentro de la biblioteca. Una vez nos hicimos una escapada al baño de mujeres y nos masturbamos una a la otra dentro de un cubículo. No llegamos al sexo oral, pero sí nos tocamos hasta quedar satisfechas, mientras nos comíamos las bocas a besos.

Venus a la Deriva [Lucrecia] 12 - All I Need.

Capítulo 12.

All I Need.

Lunes 28 de Abril, 2014.

-1-

Mientras caminaba hacia la universidad, comencé a sentir angustia, porque allí vería a Lara y esto supondría un problema. No sabía cómo encararla después de lo que me dijo ¿Si ella me amaba de verdad, cómo afectaría eso nuestra amistad? No puedo negar que ella me agrada, no sólo como amiga, sino también como… ¿amante? No sabía cómo denominarlo. Todo el cúmulo de sentimientos, que decantaban en ella, me haría perder la razón.

viernes, 15 de marzo de 2019

Libres en la Oscuridad [04]

Mientras nadie nos ve.



“Que termine un momento precioso
Y le suceda la vulgaridad...”

Mar Adentro - Héroes del Silencio.



La cama crujía incesantemente ante el peso de las seis personas que se meneaban sobre ella, pero a nadie le preocupaba que ésta fuera a romperse. 
El fogoso 69 iniciado por Marina y Mónica llegó a su fin, sólo para dar lugar a más desenfreno lésbico. La chica punk se sentó entre las piernas de la rubia, permitiendo que los labios vaginales de ambas se besaran mutuamente, luego ella inició un bamboleo de atrás hacia adelante, aumentando la fricción. Al hacer esto no tuvo más remedio que apoyarse contra la espalda de Sara, ya que estaban demasiado cerca. Mónica no tuvo necesidad de ver para entender que su no-tan-inocente cuñada se estaba cogiendo a Jorge, ya que podía sentir cómo la muchacha subía y bajaba, mientras jadeaba. 
Sara se asustó al sentir la presión contra su espalda, pero ese miedo no le impidió continuar moviéndose. No sabía qué estaba ocurriendo detrás suyo, pero sentía a alguien moviéndose casi tan intensamente como ella… y ese alguien tenía tetas. Podía sentir los pechos contra su espalda. Primero pensó en Marina y se acaloró, ya que apenas unos segundos antes esa bella rubia le había dado el primer beso lésbico de su vida. En un momento, antes de que esta chica pudiera posicionarse espalda con espalda,  notó algo extraño en el roce de los pezones… había algo metálico. De pronto cayó en la cuenta de qué se trataba de Mónica, solo ella podía tener el descaro (y el coraje) como para colocarse piercings en los pezones. ¿Qué es lo que haría? La novia de su hermano descubriría, con total seguridad, que ella estaba engañando a Lionel, pero… Mónica también estaba desnuda, y se movía mucho sobre alguien. ¿Sobre quién?
Jorge sintió que, de repente, Sara se volvía más pesada, como si alguien se le hubiera tirado encima. No quiso quedarse con la duda, por lo que sus manos salieron a explorar la oscuridad, mientras la hermana de su mejor amigo subía y bajaba por su verga. Tocó algo suave y tibio, demasiado carnoso como para tratarse de Marina, pero también demasiado femenino como para tratarse de un hombre. La única posibilidad era que fuera Mónica, la novia punk de Javier… la mujer que hubiera sido su amante esa noche, si es que el intercambio de parejas se hubiera llevado a cabo. Pero eso no importaba ahora, algo mucho más interesante que un intercambio estaba ocurriendo, y las probabilidades le decían que aún le quedaban oportunidades de divertirse con Mónica. Sabía que contaba con el permiso de su amigo, por lo que no le importó… así como tampoco le importaba coger a Sara, sin permiso de su novio. No conocía mucho a Lionel, y no podía sentir remordimientos por él. Con una de sus manos se aferró a una de las tetas de Mónica, y descubrió un piercing en ella «La piba tiene estilo», pensó, mientras la sobaba.
Lionel ya estaba entregado, no le importaba nada. Separó sus nalgas con ambas manos y esperó. Javier no lo hizo desear, le demostró que él también estaba decidido a seguir adelante con el asunto. La verga salió del culo del rubio, sólo para hincarse una vez más. Le dolía, pero de a poco ese dolor se iba convirtiendo en placer… en el mayor placer que había sentido en su vida. Colaboró meneando un poco el culo, y ésto incentivó a Javier, quien buscó penetrar más hondo, y lo consiguió. Un gemido escapó de la boca de Lionel, pero a nadie pareció importarle.
Marina, quien ya estaba algo contracturada por su incómoda posición, apartó a Moni; pero para darle a entender que no se había cansado de ella, se puso de rodillas y sus tetas se tocaron. Notó que Jorge le estaba manoseando las tetas a Moni, y por ende a ella también; esto la calentó. Marina se dio cuenta de que Moni estaba espalda con espalda con Sara. Desde su posición, la rubia podía entretenerse con la inexperta muchachita. A tientas buscó las tetas de Sara y empezó a amasarlas, mientras se unía en un potente beso lésbico con Mónica. 
Alguien se movió delante de Lionel. Al principio él no entendió nada, pero al estar en cuatro, con la cabeza casi contra el colchón, pudo sentir un turgente culo contra su cara. No le importó de quién era, sólo sabía que se trataba de una mujer. Mientras Javier empezaba a tomar ritmo, y sus penetraciones se hacían cada vez más profundas, Lionel metió la lengua entre esas nalgas, y empezó a disfrutar de ese hermoso culo. 
Jorge la estaba pasando de maravilla cogiéndose a Sara; pero la reciente aparición de Moni lo hizo desear probar esa concha. No tenía mucho lugar para maniobrar, ya que estaba prácticamente sentado; pero sus brazos eran fuertes. Apoyó las manos contra el respaldo de la cama y empujó, desplazando a todos los demás, hasta que pudo ganar un poco de espacio. Ésto le permitió quedar en una posición un poco más horizontal. Valiéndose una vez más de la fuerza de sus brazos, sujetó a Sara y la levantó, atrayéndola hacia él, hasta que la concha de la chica quedó a la altura de su boca. Comenzó a chuparla con devoción, le encantó poder notar lo dilatada que la había dejado.
Moni disfrutaba de los manoseos que provenían de Jorge, y los besos de Marina. Cuando Jorge empujó, ella se abrazó a la rubia, y su beso se volvió aún más intenso. Un instante después notó que ya no hacía contacto con la espalda de Sara; la chica se había movido. Retrocedió un poco y se encontró con una gran sorpresa… una muy agradable. Se trataba de la verga erecta de Jorge, que estaba libre, como si estuviera esperando por ella. No lo dudó ni un instante, la agarró con una mano y se posicionó sobre ese gran falo. Su concha estaba tan húmeda y dilatada, que la penetración fue suave; pero no por eso menos dolorosa. El peso del cuerpo de Marina sobre el suyo la hizo bajar más fuerte de lo que hubiera querido, y la pija se le enterró casi completa. Soltó un grito de placer, obviamente todos lo escucharon, y a nadie le quedaría duda de que a Mónica le habían metido una buena pija; pero todos fueron lo suficientemente discretos como para no decir nada.
A Sara no le agradaba tener que compartir la pija de su nuevo amante, pero debía admitir que ya le estaba doliendo la concha, con semejantes penetraciones. Las lamidas que le estaba dando Jorge le servirían como un pequeño recreo. Cuando Moni gritó, una ola de placer le recorrió la espina dorsal. Pensó: «¿Viste que buena pija, Moni? Disfrutala… así vos también sabés lo que se siente tener la concha bien llena».
Lionel tenía que admitir que Javier sí sabía coger… y, aunque aún no lo pudiera creer, se lo estaba cogiendo de maravilla. Su culo ya había alcanzado la dilatación óptima, y la verga entraba y salía con soltura. Supo que Javier debía estar lubricándola con saliva, porque sintió su culo cada vez más húmedo. Lentamente comenzó a trepar por la espalda de Marina, y se fue acercando a la rubia, dándole tiempo a Javier a hacer lo mismo.
Javier se dio cuenta de que Lionel quería moverse hacia adelante, por lo que tuvo que sacar momentáneamente su verga, para poder ponerse de rodillas sobre la cama. Ahora Lionel estaba arrodillado, pero con el torso erguido. No le importó, aún podía disfrutar de su culo. Lo penetró tan hondo como pudo, y reanudó el ritmo de la cogida.
Por su parte, Lionel aprovechó la posición para abrazar con fuerza a Marina. 
La rubia no opuso ninguna resistencia, al contrario, pegó más su espalda al pecho de quien sería su amante de turno. Lo ayudó a posicionar su verga, ella estaba deseosa de sentir algo duro dentro de la concha. Lionel no estaba tan bien dotado como su novio, pero el rubio tenía una verga de lo más disfrutable. Ella levantó la cola y la pija se le clavó dentro de la concha. Dejó salir un gemido, medio involuntario, medio a propósito. Bajó un poco su cabeza, hasta quedar a la altura de las tetas de Moni. Una a una empezó a chuparlas.
Moni agradeció el gesto de Marina, que le chuparan las tetas la volvía loca, y más aún si al mismo tiempo le estaban metiendo una verga en la concha. A ella no le importó demasiado disimular. Comenzó a dar saltos sobre la pija de Jorge, disfrutándola al máximo. En sus movimientos a veces se encontraba con la espalda de Sara, y supuso que Jorge debía estar chupándole la concha. Sintió envidia de Jorge, ella también quería saborear esa preciosa rajita. También supuso que Sara debía estar deseosa de volver a montarse sobre esa pija, por lo que intentó disfrutarla al máximo. 
Lionel estaba pasando la mejor noche de su vida, nunca antes había estado tan excitado. Esa rubia, que se estaba cogiendo, no dejaba de gemir con sensualidad, invitándolo a penetrarla con más fuerza. Lo hizo. Lo mejor era que cada vez que retrocedía, para tomar envión, la verga de Javier se le clavaba hasta el fondo del orto; y ésto lo hacía suspirar de gusto. 
Sara dio media vuelta en su lugar, le costó un poco pero cuando Jorge adivinó sus intenciones, la ayudó. Volvió a sentarse sobre la cara de su amante, para que éste siguiera chupándole la concha. Bajó, hasta que su boca quedó más o menos a la altura en la que se debería encontrar la verga. Mónica la estaba montando frenéticamente, pero disminuyó el ritmo en cuanto sintió un par de manos en sus nalgas. Sara aún no sabía muy bien qué era lo que iba a hacer, ella sólo tenía ganas de meterse esa gran pija en la boca; pero con Mónica arriba, no le quedó más alternativa que estirar la lengua y lamer lo que pudo del pene. Tenía un gusto extraño, y no podía deberse otra cosa que no fuera el flujo de la concha de Moni. Ésto la hizo recapacitar, a ella no le gustaban las mujeres… pero el apasionado beso de Marina la había hecho dudar. Contra todo pronóstico, Moni se levantó, liberando la verga de Jorge. De esa forma Sara pudo chuparla durante unos segundos. Estaba muy caliente, quería tragarla tanto como le fuera posible. Lo que no sospechó era que esta recompensa tendría un precio.
Moni le permitió a su cuñada chupar la verga de Jorge, porque desde que todo el desenfreno empezó, ella tenía una fantasía en mente; y ésta era la mejor oportunidad para hacerla realidad. Dejó que Sara se entretuviera con la mamada durante unos segundos, y luego retrocedió, poniendo todo su culo contra la cara de su cuñada. Empezó a frotarse.
Sara no lo podía creer, Mónica le estaba frotando el culo y la concha contra la cara, para colmo ella no podía irse más hacia atrás. Con una mano masturbaba a Jorge y con la otra intentaba apartar las nalgas de Moni; pero ella no cedería. Sara comprendió que para poder liberarse del momento debía dar un importante paso en su vida. Nunca antes lo había hecho, y tal vez sólo había fantaseado con ello en alguna noche de mucho alcohol y calentura. Ahora tenía la calentura, pero su mente no estaba nublada por el alcohol. El olor de la concha de Moni era embriagador, y toda la humedad se transmitía a su propia cara. «¡Uf, qué mojada tiene la concha!, pensó Sara». «Tal vez no sea tan malo… se siente bien». Pegó más su cara contra la concha, si la luz estuviera encendida, todos podrían ver la sonrisa en sus labios. «Ah, ya fué… estoy re jugada». Sacó la lengua y dio la primera lamida a esa rechoncha vagina. 
Moni se detuvo cuando supo que había conseguido su objetivo, permitió a Sara explorar su húmedo agujero con toda la lengua. La chica era inexperta y se le notaba la timidez al momento de lamer, sin embargo el solo hecho de sentir su lengua contra la concha, la ponía a mil. 
Sara intentó replicar todo lo que Jorge le estaba haciendo en su propia concha, ya que lo estaba disfrutando mucho y supuso que para Moni sería igual. Se centró más que nada en el clítoris de su cuñada, le dio suculentos chupones. Luego hizo lo mismo con los labios y metió la lengua por el agujero. «¡Ay, qué bueno está esto!», pensó. Contra todo pronóstico, estaba disfrutando chuparle la concha a una mujer… incluso llegó a preguntarse por qué no lo había hecho antes. Sara estiró la mano, sabiendo que se iba a encontrar con la concha de Marina, quería brindarle placer a ella también. Lo que no se imaginó fue que encontraría una pija entrando y saliendo de ese agujero. Sin dejar de chupársela a Moni, tocó los testículos. Los conoció de inmediato, se trataba de los huevos de Lionel. No le importó que su novio se estuviera cogiendo a la rubia, al contrario, la alivió. Ahora ya no debía sentirse tan culpable por haberse dejado coger por Jorge. A pesar de que estiró los brazos hacia los costados, no encontró señales de su hermano, eso también la tranquilizó mucho. Al parecer Javier había abandonado la cama, incluso podría ser que ni siquiera estuviera en la habitación. Si su hermano no estaba cerca, podía soltarse aún más en el sexo. 
Fue como si todos se hubieran puesto de acuerdo en que querían probar otras cosas, luego de que se entretuvieran durante unos minutos en la complicada posición que habían adoptado, uno a uno empezaron a moverse. El primero fue Javier, quien lo tenía más fácil, ya que sólo debía bajar de la cama, poniéndose de pie. Lionel había disfrutado al máximo de la cogida que le dio su cuñado, pero estaba listo para ir por más. Se apartó de Marina y empezó a buscar, a tientas, a un nuevo amante; fuera hombre o mujer, a esa altura de la noche le daba lo mismo. Marina se movió hacia un costado y se paró junto a la cama, ella también estaba ansiosa por encontrar otra persona con la que pudiera disfrutar del sexo. De preferencia: Sara. 
A Moni le quedó claro que tenía vía libre para moverse en cuanto Marina se apartó. Fue hacia el lado opuesto que la rubia, y se encontró con unas manos tanteando la oscuridad. Eran suaves, pero masculinas. Supo que se trataba de Lionel. No lo dudó, el rubio la calentaba mucho; aunque nunca se lo hubiera confesado a su novio. Agarró a Lionel por los hombros y lo obligó a acostarse boca arriba. Casi de inmediato lo montó y se clavó toda su verga en la concha. Empezó a dar saltitos, que Lionel acompañó con el movimiento de su cuerpo. 
Sara se arrastró por la cama, dio media vuelta, quedando con la cara hacia el respaldar de la cama, se puso en cuatro y empezó a chuparle la pija a Jorge. Ese falo la tenía loca. Pocos segundos más tarde sintió que alguien la tomaba de la cintura y le arrimaba la verga a la concha. Debía ser Lionel, por lo que levantó la cola y se dejó penetrar.
Marina, que sabía perfectamente dónde estaba su novio, estaba ansiosa por sentir esa gran verga en su concha. A tientas llegó al lugar preciso, se montó dándole la espalda a Jorge. 
Sara tuvo que dejar de chupar, para darle lugar a la rubia. Sólo le importó un poco, porque ésta también era la oportunidad para chuparle la concha, y así lo hizo. Se prendió de su clítoris como si fuera una lesbiana experta.
Marina se sorprendió mucho al sentir los chupones que Sara le estaba dando en la concha, no se imaginó que la chica fuera animarse tan rápido. La alentó acariciándole la cabeza, y la respuesta fue inmediata. La lengua jugueteó con su clítoris y le proporcionó grandes olas de placer. La pija de su novio ya se le había clavado completa, y la estaba montando lentamente.
Javier, que ahora sí tenía ganas de probar una concha, buscó a tientas y se encontró con un cuerpo delgado, y un culo respingón. Se alegró mucho, esa no podía ser otra que Marina. Hacía tiempo que tenía ganas de cogerse a esa hermosa rubia. No lo dudó, se mandó para adelante como un amante en celo. La concha ya estaba bien húmeda y dilatada, como si recientemente hubiera sido penetrada. Su pija entró suavemente, y se sintió en la gloria. El interior de esa concha era muy cálido. Empezó a metérsela con fuerza, la quería castigar; quería darle una cogida que no olvidara nunca en su vida.
Lionel se prendió a las tetas de Moni, y empezó a chuparlas en intervalos cortos. La novia de su cuñado era una experta en el sexo, se movía con maestría, cogía mucho mejor que Sara. Nunca le diría esto a su novia, pero sí disfrutaría al máximo de la oportunidad que tenía. 
A Sara le sorprendió la energía con que se la estaba cogiendo quien ella creía que era su novio. Lionel nunca se la había cogido así, se sintió como una perra en celo siendo montada; pero estaba tan caliente que eso, en lugar de desagradarle, la puso aún más cachonda.
Jorge se sentía realizado, en una noche había penetrado tres conchas diferentes. Le gustaría poder decir que su favorita era la de su novia, pero en realidad se había quedado fascinado al coger a Sara. Ya estaba fantaseando con hacerlo de nuevo; pero no de momento, porque ahora tenía a Marina montándolo como una experta, y además Sara le daba una ocasional lamida en los testículos. Estiró su mano derecha y tocó el cuerpo de Moni. Le manoseó las tetas y luego bajó hasta encontrarse con su concha, la cual tenía la verga de Lionel adentro. Jorge tocó todo, no le importó posar su mano sobre un miembro masculino. Él tenía un gran secreto: aquella vez se encontraba mirando un partido de fútbol con uno de sus mejores amigos, habían estado tomando cervezas y ya ninguno de los dos estaba muy sobrio. Daba la casualidad de que cada uno era hincha de uno de los dos equipos, y estuvieron toda la tarde haciéndole comentarios en tono de burla sobre el equipo rival. Se les ocurrió hacer una gran apuesta: aquel cuyo equipo perdiera, le tenía que chupar la verga al otro. A Jorge le pareció una apuesta ridícula; pero como su equipo iba ganando dos a cero, aceptó. Para su sorpresa, su equipo terminó perdiendo cuatro a dos. Se quería matar, no sólo por la bronca futbolística de perder un partido ganado, sino también porque debía pagar la apuesta. Pero él era un hombre de palabra, y no se iba a acobardar. No iba a dejar de ser menos hombre por culpa de una apuesta. Aceptando su destino, se puso de rodillas frente a su amigo, y empezó a chuparle su gran verga. Al principio le dio asco, ya que nunca se le había pasado por la cabeza hacer algo así. Sin embargo al mirar a los ojos de su amigo, se dio cuenta de que éste lo estaba disfrutando. La verga se puso bien dura dentro de su boca, y luego de unos segundos ya no le resultó tan desagradable. Empezó a chuparla con un poco más de ganas, no demasiado; pero sí lo suficiente como para complacer a su amigo. De a poco le empezó a tomar gusto a la verga, y la chupó tal y como su novia se la chupaba a él. Usó todos y cada uno de los pequeños truquitos que aprendió de Marina. Hizo un buen pete y ni siquiera se apartó cuando su amigo eyaculó, se tragó toda la leche. Después de este incidente, ya nunca más habló del tema con su amigo; siguieron viéndose como si nunca hubiera ocurrido. Jorge jamás le contó ese suceso a Marina, ni tampoco le dijo que desde ese día fantaseaba con la idea de chupar otra pija.
Cuando Moni sintió la mano de Jorge explorando su concha, se sorprendió, no porque él la tocara, sino porque se dio cuenta de que el amigo de su novio le estaba agarrando la verga a Lionel. A ella le calentaba mucho la idea de ver a dos hombres cogiendo, y no sospechaba que Jorge tuviera esas inclinaciones. Sólo para ver (o percibir) lo que ocurría, se hizo para atrás. Se acostó boca abajo en la cama y empezó a chupar la verga de Lionel. Supo que los toqueteos de Jorge se volvieron más intensos, y se preguntó hasta dónde llegaría. 
Sara estaba disfrutando tanto de la cogida de su supuesto novio que cuando éste apuntó la pija hacia su culo, no opuso resistencia. Estaba probando cosas nuevas. ¿Qué tenía de malo probar el sexo anal? «Que me hagan el orto, ya fue, pensó». Y su deseo se cumplió: la verga comenzó a penetrarle ese agujero virgen. Le dolió mucho, pero al parecer su amante se percató de esto y retrocedió, sólo para volver a intentarlo. Repitió esta acción varias veces, hasta que el glande entró. Ella tuvo que ahogar un grito de dolor contra la concha de Marina, la cual seguía lamiendo tanto como podía; sin olvidarse de los testículos de Jorge. 
Cuando se dio cuenta de que Moni le había dejado vía libre, Jorge agarró con fuerza la verga de Lionel. Le recordó mucho a la de su amigo, y se moría de ganas de metérsela en la boca. Pero desde su posición le resultaría muy complicado, debía adoptar una pose sumamente incómoda. No le quedó más alternativa que levantar a su novia, para que lo dejara salir. Bajó de la cama y la rodeó lo mejor que pudo. Se golpeó la rodilla contra uno de los bordes, pero se aguantó las ganas de putear. A tientas llegó hasta el gran culo de Moni. Ella le estaba chupando la pija a Lionel, y levantó un poco la cola, ofreciéndose a Jorge. Él no desaprovechó la oportunidad, le metió toda la verga en la concha y se acostó sobre ella; quedando así con la cabeza justo donde estaba la verga de Lionel. Él sabía que Moni había adivinado sus intenciones, incluso lo estaba ayudando. Ella misma sostuvo la verga de Lionel para que Jorge pudiera empezar a chuparla; y así lo hizo. Al principio con cierta timidez, pero cuando recordó lo que hizo aquella primera vez que chupó una pija, empezó a hacerlo cada vez mejor. Tragándola toda y pasándole la lengua a todo el largo. Moni también lamía y chupaba, mientras él le metía su verga en la concha.
Sara se lamentó de que Jorge se fuera, pero eso no le impidió seguir disfrutando. Ahora tenía libre la concha de Marina, y empezó a chuparla toda, con más devoción que antes. La rubia no molestó en disimular sus gemidos de placer, los cuales inundaron toda la pieza. Esto calentó mucho a Sara, no sólo le estaban abriendo el orto a pijazos, sino que además era capaz de brindarle mucho placer a la rubia. 
Javier creyó que los gemidos de Marina se debían a lo que él estaba haciendo, y ésto lo incentivó. Al parecer ella ya tenía el culo bien dispuesto, por lo que empezó a cogerla con cada vez más fuerza. Luego de unas cuantas embestidas, logró meter la pija entera. Él no pretendía parar hasta llenar ese culo de leche.
Por primera vez en su vida, Lionel estaba recibiendo una mamada de dos personas a la vez; no le importaba que una fuera un hombre… se la estaban chupando de maravilla. Lo hicieron tan bien que no pudo contenerse, su verga empezó a escupir grandes chorros de leche.
Mónica y Jorge compartieron el semen de Lionel, lamieron toda la pija y se besaron, para que cada uno pudiera llevarse una buena ración de leche tibia. Como la verga de Lionel se puso flácida, dejaron de chuparla; pero se sorprendieron cuando el rubio dio media vuelta y se puso en cuatro. Entre Mónica y Jorge empezaron a lamerle el culo y los testículos. Jorge sonrió, sin dejar de coger a Moni, ya adivinaba las intenciones de Lionel, y no lo iba a defraudar. 
Sara hizo lo que pudo para darse vuelta, quería acostarse boca arriba. Por suerte sus dos amantes comprendieron sus intenciones, y la liberaron unos segundos. Levantó las piernas, las cuales fueron sujetadas por su amante masculino, él le volvió a meter la pija en el orto, y ella tuvo que estrujar las sábanas y apretar los dientes para no gritar. Pero de haber salido de su boca, hubiera sido un grito de puro placer. Le fascinaba sentir toda la verga dentro de ese orificio.
Marina, que no perdió el tiempo, se sentó en la cara de Sara y empezó a menearse. La chica le chupó la concha y el culo, cada vez lo hacía mejor y eso fascinaba a la rubia.
Jorge fue en busca del siguiente agujero en el que metería la verga. Se posicionó detrás de Lionel, quien aguardaba en cuatro patas, y le clavó la mitad de la pija de una sola embestida. «Este culo no es virgen, pensó». Por alguna razón le calentó saber que Lionel ya se había dejado coger. Como vio que podía exigirlo un poco, empezó un fuerte vaivén, disfrutando de cómo su verga se abría camino dentro de ese agujero. 
Moni, que se había quedado sin nadie que se la cogiera, y sin nada para chupar, no supo qué hacer. Estaba perdida en la oscuridad. Dio la vuelta a la cama, como si estuviera buscando algún sitio por el cual pudiera reincorporarse a la orgía. 
Hubo un parpadeo, como si un relámpago se hubiese metido en la habitación. Súbitamente se hizo la luz, y todos pudieron ser testigos oculares de lo que realmente estaba ocurriendo.